LIMPIEZA Y EXFOLIACIÓN

Limpieza y exfoliación son los pasos indispensables, fundamentales, innegociables para lucir una piel sana y sin impurezas, además de garantizar la eficacia de tratamientos posteriores. Sin una piel limpia y exfoliada hasta el mejor de los tratamientos puede ser ineficiente.

La piel del rostro y el cuello ha de limpiarse 2 veces al día. ¿Motivos? Por la mañana puesto que por la noche se incrementa la secreción de grasa. Por la noche para eliminar el maquillaje o la suciedad de todo el día.

Es importante encontrar un limpiador que respete el equilibrio de la piel, que no sea muy astringente o muy untuoso. Y por supuesto una exfoliación una vez a la semana.

Mostrando todos los resultados (12)